Tras el secuestro de Asya, dos de los involucrados pagaron las consecuencias y se convirtieron en los protagonistas de un trágico desenlace.

,

El final de Asya no estuvo exento de tragedia e intriga. Hasta el último instante, la felicidad de Asya y Yigit corrió peligro, pero la astucia del médico, impidió que los separasen.

Los ataques contra Savas y Selma no pasaron desapercibidos, y es que Cahide perdió el control de un momento a otro.

Mientras Yigit y Savas forcejean, Cahide sufre un desmayo al creer que su hijo ha fallecido. Pero cuando recupera la consciencia, confunde a Savas con Yigit, y se atreve a dispararle, hiriendo gravemente a su hijo.

Tras la desafortunada confusión, Selma llega al lugar, sin saber que caerá cuando la propia Cahide presione el gatillo.