Aysel es engreída y calculadora, pero su tranquilidad se verá afectada por el retorno de Kursat, quien conoce todos sus secretos.

,

Sin previo aviso, Kursat llegó al taller de Aysel para encararla. Mientras él permaneció por 15 años en la cárcel, ella disfrutó de la herencia de su sobrina Asya. Desafortunadamente él sabe la verdad, y puede terminar con su felicidad de un momento a otro.

Por si fuera poco, Aysel siempre creyó que su sobrina estaba muerta, pero no es así, incluso Asya se encuentra en la misma ciudad.