10/09/2014
Jurado de Top Chef Chile

Los apuntes de Ciro Watanabe

Ciro es uno de los tres jurados del próximo programa de TVN, Top Chef Chile. El cocinero adelantó los puntos que le interesa evaluar en esta competencia de chef profesionales y comentó su último premio internacional que sitúa a su restaurante, el Osaka, como uno de los 50 mejores lugares para comer en América Latina.

 Tener a Ciro Watanabe como jurado de Top Chef Chile es realmente un lujo. Actualmente es considerado como el mejor representante de la comida Nikkei en Chile (Fusión de lo más destacado de la comida peruana y japonesa) y  se desempeña como Chef Ejecutivo del restaurante Osaka, ubicado en el Hotel W, que este año fue galardonado por segunda vez consecutiva como uno de los 50 mejores lugares para comer en América Latina.

Así las cosas, este cocinero, oriundo de Perú, no cuenta con mucho tiempo para otras actividades profesionales. No obstante, Watanabe no dudó un segundo en aceptar la oferta de ser parte del exigente jurado que calificará semana a semana a los 15 chef profesionales que competirán en este exitoso programa reality de cocina que ya fue todo un éxito en EEUU y España, entre otros.

“Top Chef es el programa reality de cocina más famoso y más exigente del mundo” dice este risueño chef limeño.

Watanabe explica que sus expectativas son altas dado que todos los competidores son chef profesionales, por lo que espera una competencia reñida.

“Los participantes son cocineros profesionales, por lo que el nivel debería ser relativamente alto (…) Hablamos de gente que se gana la vida cocinando, de gente que está con ganas de demostrar que tiene algo que ofrecer”, explica.

“Top Chef es el programa reality de cocina más famoso y más exigente del mundo”, asegura Watanabe

De conversación amena y relajada, este cocinero revela que para él un pecado capital de un chef es la falta de limpieza al momento de trabajar. “Cocina y suciedad no van de la mano”, sentencia.

Agrega que un verdadero “Top Chef” debe tener buena disposición, ser ordenado y limpio, saber trabajar en equipo y ser rápido de mente, además de manejar las técnicas esenciales del arte culinario.

Precisamente estos serán los puntos que buscará evaluar junto a sus colegas Pamela Fidalgo y Carlo Von Mühlenbrock.

“Somos tres estilos de cocina distintos, tres personalidades distintas, pero que felizmente tenemos buena onda entre los tres y esperamos que eso se note”, dice Ciro.

Agrega que a Pamela Fidalgo la conoce hace ya unos cuatro años y que “es un amor” como persona. “Además de ser una muy buena cocinera es una tremenda persona, muy divertida, pero muy estricta en la cocina, por lo que los participantes deberán tener cuidado con ella”.

Sobre Carlo Von Muhlenbrock dice haber coincidido con él varias reuniones y eventos. “Tenemos una relación muy buena y esperamos que ahora con el programa tengamos una relación más estrecha”.

El éxito y su receta

Ciro Watanabe llegó a Chile hace cinco años para hacerse cargo del restaurante Osaka en Santiago donde rápidamente fue ganado un espacio hasta llegar a ser considerado el mejor representante de la comida Nikkei en Chile. No era para menos siendo descendiente de familia japonesa en Perú.

A finales de agosto pasado viajó a Lima para recibir por segundo año consecutivo el premio S.Pellegrino luego que el Osaka clasificara en el puesto 30 de los mejores restaurantes de América Latina.

Su carta fue calificada como un abanico de platos de la fusión culinaria, “especializándose en ceviche, sushi y tiraditos – láminas de pescado crudo marinado en miel de maracuyá y limón servidos en cucharas de porcelana”.

En el sitio web theworlds50best.com se indica además que “el jefe de cocina, Ciro Watanabe, combina con habilidad ingredientes provenientes de todas partes del mundo con un arroz perfectamente preparado y especies marinas nativas, también platos calientes como el lomo a la parrilla con salsa teriyaki al balsámico y camarones picantes con hongos shitake y cebollín al wok. La ecléctica oferta culinaria de Osaka se complementa con una gran carta de vinos y whiskies, así como una brillante lista de cócteles, con muchas opciones de sake y variaciones del tradicional pisco sour”.

Al respecto, Ciro asume con humildad su segundo galardón internacional y dice que el “bonito” recibir este tipo de reconocimientos “porque es una retribución al trabajo y al esfuerzo, no solo mío sino que el de todo el equipo (…) De los muchachos de la cocina fría, de la cocina caliente, los garzones. Es un trabajo en conjunto que creemos que hemos realizado de buena manera”.

Pese a ello, Ciro intenta mantener los pies en la tierra y añade que “no hay que perder el norte y saber que cocinando lograste estas cosas así que hay que seguir cocinando nada más”.

“no hay que perder el norte (con estos reconocimientos) y saber que cocinando lograste estas cosas, así que hay que seguir cocinando nada más”.

Sobre las características de su cocina, que lo llevaron a recibir este premio, asegura que más allá del sabor que son “intensos, diversos y explosivos al paladar” existe una preocupación extrema por trabajar con productos de muy buena calidad que se mantiene hasta cuando llega a la mesa.

A todo esto, sentencia, se le debe agregar un poco de cariño y eso se refleja en el buen servicio que se presta al cliente.

“La carta está diseñada para que las porciones se puedan compartir entre los comensales y así intercambiar opiniones respecto de lo que estás comiendo, entonces se forma una bonita atmósfera en torno a la comida”.

TVN.cl

Comentarios

Saltar publicidad

La publicidad terminara en 5