Lalo Prieto nos muestra con singular ironía en este monólogo qué ocurre cuando a un hombre común y corriente le piden el RUT en el comercio.

La Presidenta se siente sola

La Presidenta se siente sola