Saltar publicidad

Cerrar

Doctor Ugarte: “Tarde o temprano se va a imponer la bondad, la sensatez”

25/09/2020

El doctor Sebastián Ugarte, Jefe de la Unidad de Pacientes Críticos de la Clínica Indisa fue el primer invitado al primer capítulo de una nueva temporada de Sin Parche, junto a Santiago Pavlovic.

En este primer capítulo de un nuevo ciclo, el doctor Sebastián Ugarte, Jefe de la Unidad de Pacientes Críticos de la Clínica Indisa se enfrentó a las punzantes preguntas del periodista Santiago Pavlovic que nos llevó a conocer a mayor profundidad a este popular médico.

Ugarte comenzó contando que mientras era estudiante participaba en protestas y se sentía enemigo de Carabineros, para luego terminar trabajando en el hospital de dicha institución, en donde recordó que atendió un funcionario herido por una bomba molotov, en donde indicó que este le dijo que entendía que eran estudiantes protestando.

Siguiendo esta idea, se refirió al estallido social, indicando que “el derecho a reclamar creo que hay que respetarlo, pero lo que no me gusta es cuando esto se desborda y se transforma en violencia. Siento que un país durante muchos años ha tenido esperanzas que se han defraudado una y otra vez. La gente se siente engañada y siente que le han pasado a llevar la dignidad, por lo que no creen en nada”.

Durante la conversación con Pavlovic, fueron decenas de personas que se acercaron al doctor para pedirle una foto o simplemente saludarle, acciones de la gente que las recibía con una gran sonrisa.

Sobre el cambio que trajo en su vida esta pandemia, el doctor indicó que no tiene tiempo para que se le “suban los humos a la cabeza” ya que pasa todo el día en la Clínica Indisa o en los canales de televisión donde lo invitan y luego se retira a su casa. Cree además, que una vez que cuando esta crisis sanitaria pase, la gente lo olvidará

“Creo que la memoria es frágil y creo que pasada la epidemia la gente va a tener que necesitar pensar en otras cosas”, explicó el especialista.

También se refirió al retiro del 10%, “todos los expertos advertían que el retiro podía tener un efecto devastador en la economía, pero impensadamente también tuvo un efecto de reactivación en la economía. Por eso invito a ver el futuro con un poquito más de optimismo”.

“Creo que no hay que construir el país en base al miedo o las cosas terribles que puedan ocurrir”, reflexionó.

En cuanto al manejo de la pandemia en nuestro país y las medidas adoptadas para evitar la propagación del COVID-19, el doctor señaló que “somos un poco más desordenados que los alemanes o en Dinamarca, pero es parte de nuestra realidad y tenemos que asumirla. Frente a eso no deberíamos haber permitido mensajes ambiguos, deberíamos haber mantenido un solo mensaje con las mejores medidas posibles”.

“Creo que las cifras del DES que incluyan las causas sospechosas son muertes atribuibles a la pandemia, creo que superamos los 15 mil muertos”, expresó.

Ugarte se definió como un médico “a la antigua”, como alguien que tiene como principal misión ayudar a las personas. Es por ello que criticó los altos sueldos que se reciben en el sector, “los médicos, la verdad es que ganamos plata. Los sueldos son vergonzosamente altos”, indicó

También confesó que no ha sido el mejor de los padres o esposo. "Estar tan absorto dentro de la vida laboral, también te genera cierta lejanía con los hijos", entonces "no creo haber sido el mejor padre o el mejor esposo del mundo, pero quiero a mis hijos con todo mi corazón. No han sido situaciones fáciles en ese sentido".

El especialista también se refirió a la dictadura, donde señaló que no era un joven cristiano que no se sentía identificado con el régimen y que colaboró con organizaciones por los Derechos Humanos, además de la creación de “la primera federación de estudiantes en la Universidad La Frontera”.

Reconoció que sintió miedo, “porque son momentos difíciles, a un amigo le volaron la mitad de la cabeza de un disparo en la calle. Eran tiempos difíciles, fue complicado. Era necesario defender el derecho a pensar diferente”.

También tuvo palabras para los médicos que apoyaron a la dictadura, señalando que “no logro entender como un médico puede llegar a eso, nosotros nos educamos para salvar vidas, entonces en qué momento tu mente te dice que el otro que piensa diferente a ti es un adversario, pasa a ser un enemigo y entonces ya no es humano. ¿Qué pasó en tu corazón para llegar a eso?”

“Quizá si conocí médicos así, que yo no sepa, se ha dicho que haya participado pero yo no estoy seguro” complementó.

Además narró su mala experiencia en el sector público donde fue víctima de ataques y persecución “Yo trabajaba muy bien en el sistema público por mi forma de pensar, trabajar en el sistema público es muy bello, atender a la gente y poder servir y llegó un momento que se hizo imposible seguir trabajando, era un problemas tras otro, era un sal de aquí. Fue una verdadera persecución”.

Contó además que le rompieron los vidrios y rajaron los neumáticos de su auto, por lo que se lo vendió a un colega en parte de pago, el cual le contó que le habían prendido fuego al vehículo. “No tengo pruebas ni voy a hacer acusaciones que no puedo documentar, prefiero dejar atrás el pasado, las personas me conocen y saben que no soy una persona conflictiva”, expresó.

En ese sentido, el especialista se mostró crítico de los extremos políticos, confesó que le gustaría participar en el próximo proceso constituyente porque siente que la salud es un elemento vital para la sociedad y que se inclina por la opción del "Apruebo".

"Tarde o temprano se va a imponer la bondad, la sensatez, el confiar en el otro, el tender puente", expresó.