Saltar publicidad

Cerrar

"Hicimos lo correcto": Habla la enfermera despedida al denunciar tercera dosis a presidente de la CLC

08/07/2021

Carla Garrido, la profesional de la salud que fue desvinculada por acusar la tercera dosis a Alejandro Gil contra el COVID-19, conversó con el "Buenos Días a Todos".

Durante la jornada de este miércoles se informó que la Seremi de Salud de la región Metropolitana abrió una investigación en contra de la Clínica Las Condes al conocerse que Alejandro Gil, presidente del directorio de la entidad, recibiera una tercera dosis de la vacuna contra el COVID-19.

De acuerdo a lo anterior, Gil se habría presentado junto con la gerenta de Enfermería, Andrea Gaete, para pedir una dosis de la vacuna de Pfizer, siendo que ya había sido inoculado con las dos dosis de la vacuna de Sinovac, esto debido a que "se realizó un examen de anticuerpo el cual su resultado fue no reactivo".

El hecho fue denunciado por las funcionarias de salud del recinto, y por lo mismo, la jefa de Ambulatorios de la Clínica, Leticia Ortiz, renunció y la coordinadora del vacunatorio, Carla Garrido, habría sido despedida.

 

Garrido conversó en exclusiva con el "Buenos Días a Todos" donde lamentó la situación y señaló que su abogado le recomendó "no realizar ningún comentario porque hay un juicio" contra la clínica. Sin embargo, expresó que "se me despidió por una causal grave, con todo lo que significa irse a la casa sin un trabajo, sin indemnización. Eso no es secreto".

A pesar de lo anterior, la enfermera aseguró que su denuncia fue correcta y que "hicimos lo correcto" al denunciar la tercera dosis de Gil. "Lo hicimos porque era lo que había que hacer. Sabiendo que nos podía pasar esto":

"Créeme que viene la tercera vacuna"

El doctor Héctor Ducci fue quien recomendó vacunar con tercera dosis a Alejandro Gil, presidente de la Clínica Las Condes, pese a que aún no está autorizado dicho proceso, argumentando que el paciente requería una mayor inmunidad para evitar contagiarse de COVID-19.

Según dijo el médico, a Gil se le realizó un test de anticuerpos que determinó la baja presencia de estos en el organismo. "Es decir, no había inmunidad a la vacuna y le recomendé que reforzara la previa (doble vacunación hecha con CoronaVac) para crear inmunidad y no contagiarse".

Consultado sobre por qué autorizó el procedimiento pese a a que no cuenta con autorización, dijo "créeme que viene", refiriéndose a la inoculación de una tercera vacuna de refuerzo.

Recordar que el escándalo se registró el pasado 3 de julio, cuando Gil  fue en compañía de la gerenta de enfermeras y gerente comercial de la clínica para insistirle a las enfermeras presentes de colocarle la inyección.

RELACIONADOS

Carmen Gloria Valladares: "Me quedo con el deber cumplido de haber hecho las cosas bien"

Jaime Mañalich por llegada de variante Delta: "Lo que estamos haciendo es insuficiente"

"El cobrador generoso": Compró cheques y pagarés y quiere eliminar la deuda de los exestudiantes de la U. Arcis