Es el hijo menor de una familia árabe muy unida. Es fanático del fútbol y de la causa Palestina y se quiere ir a vivir allá porque ahí viven sus abuelos, primos y tíos. Alegre, canchero, seductor y muy seguro de si mismo. Su padre no lo apoya mucho con la idea de irse fuera del país, ya que piensa que más que ayudar va a ir a puro estorbar.