Llegó el día de la fiesta de gala y esa la última vez que todos los compañeros estén juntos. Llegó la hora de crecer y, aunque algunos demostraron tener la madurez necesaria para comenzar una nueva etapa de adultos. Muchos otros aún no sabían qué hacer con su futuro.

¡A rendir la PSU!

¡A rendir la PSU!