Una nueva colusión afecta el precio de los medicamentos. Se trata de los laboratorios Biosano y Sanderson, que se ponían de acuerdo para que uno de ellos ganara las licitaciones del Centro Nacional de Abastecimiento (Cenabast) que provee a los hospitales.