Saltar publicidad

Cerrar

Llenó una tina de cerveza y pensó en el retiro: "Chino" Ríos se confesó en "Zoom, grandes momentos del deporte"

11/07/2020

El extenista nacional conversó con Pedro Carcuro y Gustavo Huerta, donde reveló detalles de cómo vivió ser número uno de la ATP en 1998.

Este sábado, en el estreno de "Zoom, grandes momentos del deporte" en el Fin de semana XL de Televisión Nacional de Chile, Marcelo "Chino" Ríos reveló inéditos detalles de su carrera.

"Agassi no me hacía nada"

Sobre el mayor logro en su carrera, ser número uno de la ATP en 1998 tras vencer al estadounidense Andre Agassi, Ríos expresó respecto a aquel duelo que "me sentía tan bien, pero tan bien. Aparte de jugar, sentía como que no la podía tirar para afuera. No me hacía nada Agassi, el juego de él no me hacía nada. Todos decían 'la mejor devolución del mundo', 'juega rapidísimo'. No me hacía nada. Yo lo movía un poco y ya lo descolocaba y ya iba para el otro lado. Entonces, lo hacía fácil".

"Lo único que se me ocurre es tirar la raqueta, pero para copiar, para copiarle a los que han ganado. La tiré porque no tenía idea qué hacer, se los juro. Nunca había ganado así (...) Toda la gente me dice '¿por qué tan frío?' y te lo juro que ni siquiera lo pensé... número uno. Le das la mano a Agassi y la gente toda gritando, yo con la bandera, pero nunca pensando qué acabo de ser. Acabas de ser número uno del mundo", añadió el "Chino".

Pensó en el retiro

Sin aún saber lo que había logrado, ni con el conocimiento de que un país estaba convulsionado, Ríos señaló que tomó una decisión rotunda. Cansado por los constantes viajes, la presión y su falta de motivación, ni siquiera el logro conseguido le quitaba el deseo de poner punto final. "Llego al camarín y hablo con mi agente, le digo 'me quiero retirar. Me quiero retirar como número uno del tenis y decir que me voy a retirar del tenis en la conferencia de prensa'. Me dice '¿cómo vas a hacer eso ahora que comienza todo? 22, 21 años. Lo que pasa es que tú ya estás raja'. Me dijo que por favor no lo hiciera, que aquí recién estaba empezando todo esto".

La noche del festejo

En Chile, las celebraciones continuaban a lo largo y ancho del país. En Miami, Ríos era un torbellino de emociones. Por primera vez, el "Chino" contó cómo festejó ese recordado título en 1998. "Termina la conferencia, me agarran otros periodistas. Me acuerdo de que te daban un Mercedes, un auto. Voy al hotel y lleno una tina de cerveza. Me pongo a tomar una cerveza. Llega mi papá, me parece que nos tomamos una cerveza y me dice '¿tú sabes lo que acabas de hacer o no? Eres número uno del mundo'", confesó.

"Me voy a un restaurant. Me acuerdo que Don Francisco me invitó. Parece que también estaba el dueño de Ripley, el que murió. Estaba mi familia, otro amigo y un tipo que yo no sabía quién era, que estaba en la esquina. Cuento corto, tomando ahí, voy a hablar con la Giuliana en un teléfono público. Me agarro a combos, porque él me trató de decir que qué me creía yo de ser como era. Se produjo una cuestión y nos agarramos a combos. Llegaron los pacos. Dije 'puta el número uno malo, capaz que me lleven preso, se fue todo a la chucha'. Este se va contra los pacos y lo llevan preso y a mí no me pasó nada. ¿Estaba en estado de ebriedad? Yo creo que sí, pero todo bien. Después me voy a acostar. Despierto y se me perdió el Mercedes. No lo encontraba y se perdió. ¿Qué iba a hacer?", sostuvo más tarde.

El día después y visión actual de la hazaña

Luego de convertirse en el número uno del mundo "tenía que hacer miles de cosas y aparte cosas que no me gustaban. Me acuerdo de que una vez hice una cuestión casi en calzoncillos porque tenía que mostrar la tecnología de no sé qué. No era rebelde, pero para mí eran cosas que no estaban bien".

"Haber sido número uno. No quiero sonar como pedante ni decir que esta cuestión fue fácil, ni que no me importó cuando dije que me habría retirado. Gracias a esto soy quien soy y tengo lo que tengo. A pesar de que yo después me dediqué a otras cosas y me haya ido bastante bien, haber sido tenista fue duro. Haber llegado a ser número uno no pasa cualquier día. Hoy en día lo tomo más maduro. La cagó lo que hice. Yo no duré mucho, pero fui en algún momento el mejor. No sé, yo de repente veo a Messi, el mejor jugador del mundo y es algo fuerte decirlo", añadió Ríos.

Además, Marcelo expresó que actualmente piensa "¿cómo lo hice? De repente veo el tenis y cómo mierda corría para allá, cómo hacía esta jugada, porque hoy en día tengo 44 y no me puedo ni mover cuando me levanto en la mañana. Me duele todo, no me gusta ir a jugar tenis. Con el calor que hace acá prefiero jugar fútbol con mi hijo".

Comparación con Arturo Vidal

Más tarde, el extenista nacional señaló que "yo reconozco que yo fui un antiprofesional, porque era de la manera que me enseñaban, de la manera que se vivía en ese minuto. En Chile, yo llegaba y el asado, la piscola, y no tomaba porque me gustaba, me gustaba pasarlo bien. Quizá me jugó en contra, porque a los 22 años yo estaba hecho económicamente. De repente yo digo, de buena manera y espero que se tome como un ejemplo bueno, decir (Arturo) Vidal... de ganar quizá mil dólares en Colo Colo a ganar 800 millones en el Bayern, y te vuelves loco, es verdad y es normal".

"Yo no venía de una familia humilde quizá tan humilde como la de él. De repente verte ganar esa cantidad de plata... es muy fácil volverse loco, es muy fácil irte a la cresta", agregó Ríos.

"Ya no era el mismo"

Además, el "Chino" señaló posteriormente que "fui número uno y empezaron todas mis lesiones. Me acuerdo que me fui y volví al número uno, pero ya no era el mismo. No me sentía físicamente bien, que no estaba con un equipo que no estaba para estar como número uno. Astorga y Stefanki no calzaban en mi equipo en esa época, yo necesitaba algo más. Creo que la cagué siguiendo con ellos. Yo debería haber cambiado el equipo. Tienes que estar con un tipo que vivió eso. Para mí, si quieres ser entrenador de tenis bueno, tienes que haber estado en esa posición".

"Logré quizás algo que poca gente lo logra, pero lo logré sin saber dónde iba, dónde estaba, qué hacía. Me hubiera gustado ser número uno más viejo, más maduro. Yo a los 21 años no sabía ni quién era. Me arrepiento de no haber sido más profesional. No es culpa mía, eran tiempos en que nadie te enseñaba. En Chile yo hacía lo que quería, tenía a gente al lado que no tenía idea de lo que hacía y no me ponía al límite (...) No me pidan a mí ser como Federer, porque no soy", añadió Marcelo.

Su admiración por Federer

Finalmente, el extenista indicó a Pedro Carcuro y Gustavo Huerta que el suizo Roger Federer es su mayor conexión actual con el circuito, expresando que "es el mejor de la historia (...) Que Federer diga que fui uno de los mejores jugadores de la historia, el más talentoso, para mí eso es un reconocimiento. Para mí, Federer es lo mejor que ha existido".

"El tipo tiene casi 39 y sigue jugando. Obviamente, la motivación que tiene es una cuestión... yo a los 25 años perdí la motivación. Es el mejor de la historia y como persona te cagai' de la risa, porque es un niño fuera de la cancha, conversas con él. Tuve la oportunidad quizá de vivir harto con él, porque después estuvo con Peter Lundgren, que yo estuve y hubo una conexión ahí", cerró.

RELACIONADOS

Marcelo "Chino" Ríos se compara con Arturo Vidal al recordar cómo vivió su carrera deportiva

"Una tina con cerveza": Marcelo "Chino" Ríos reveló cómo festejó el día en que se convirtió en número uno del mundo

Previo al estreno de "Zoom: Grandes momentos del deporte": Pedro Carcuro escogió el mejor partido de la Roja