El británico era el favorito para ganar el Red Bull Cliff Diving 2017, pero durante su salto cometió varias equivocaciones que lo dejaron en el octavo lugar de la competencia.

Todos apostaban a que Gary Hunt, de Gran Bretaña, se quedaría nuevamente con el primer lugar en el mundial de Clavados, pero durante su salto dobló sus piernas y no tuvo un buen aterrizaje. Estos errores fueron determinantes para los jueces, quienes no le dieron ningún puntaje en esta prueba.