Santos sigue en la búsqueda de su mujer y esta vez está seguro que la encontró.

Santos no duda ni un segundo en que la misteriosa enmascarada es la mujer de quien está completamente enamorado.

A pesar que nadie le ha confirmado sus sospechas él sabe que María Teresa es la mujer que tuvo frente a frente.