No quiso que vieran su rostro durante la pelea, pero cuando el Rey Marek pidió que se sacara la máscara, tuvo que obedecer.

Todos quedaron sorprendidos al ver a Sandor tras la máscara. Supuestamente el hijo de Tibar había muerto, pero sin levantar sospechas, luchó por Rahab y ganó el torneo.

La reacción de Kalesi al verlo llamó la atención de los que estaban allí en ese momento. Lo golpeó e insultó por fingir su muerte y luchar por Rahab en vez de adorarla a ella.