El líder tribal está en contra de Zuma y hará lo posible por borrarlo del mapa, aunque tenga que involucrar a sus hijos en este horroroso plan.

Acán sigue siendo tan malvado como antes. Si en su momento era el informante de Tibar, ahora se dedica a crear estrategias contra Zuma, el otrora rey nubio. Malaquías y Gibar siguen los pasos de su padre, sin pensar en las consecuencias.

Mientras tanto en Hai, Rafi y Arauto son parte de la cacería de Durgal. Ambos intentan arrancar, pese al inclemente sol del desierto ¿Podrán huir o morirán en manos del rey?

Comentarios