La reina es capaz de todo con tal de conquistar al hijo de Tibar, pero su objetivo está lejos de concretarse.

Luego del ritual que realizó con Merodaque, Kalesi se volvió irresistible. En palacio todos los hombres quedaron impactados con su belleza, pero la reina de las serpientes no logró enamorar a Sandor, ya que él se ausentó sin avisar.

Comentarios