Logró hacer que le creyeran que su "prometido" le estaba siendo infiel y que era violento con ella y ahora Isabela la sigue protegiendo.

Rosalía es muy astuta y sabe que la mentira no tendría un buen final si seguía por el mismo camino. Es por eso que cambió por completo sus planes y dijo que su matrimonio era una farsa, que su prometido le era infiel y que la maltrataba, incluso, siguió a Marcos junto a Isabela para que ella se asegurara de lo que Rosalía decía, era cierto.