Eliana, Roberto, Guillermo y Agustina viven y duro proceso de desesperación al descubrir que Laura está en Chile y que sabe que a su madre la asesinaron.

Agustina no logró ocultar su impacto al escuchar que Laura jamás se fue de Chile. Pero lo más dramático de todo fue que Roberto le confesó que Laura lo enfrentó por la muerte de su madre.

Acorralado por las interminables preguntas, Roberto también confesó que Laura sabe que su madre no suicidó y que fue asesinada. Este nuevo escenario puso en alerta a Agustina, quien al parecer, está dispuesta a todo con tal de eliminar el peligro.