2016-05-12 17:48:50.0

Glosario de Términos

ANTICICLÓN: Es una zona donde la presión atmosférica (ó peso de la atmósfera), es más elevada que su entorno.  Comúnmente a los anticiclones se les denomina “ALTAS PRESIONES” y se les destaca, en la carta sinóptica, con una letra “A”. Es común asociar las altas presiones a “buen tiempo”, esto es porque dentro de ellos el aire desciende haciendo muy difícil la formación de nubes medias y altas. La rotación de la tierra provoca que los anticiclones giran en torno a su centro. En el hemisferio sur giran en contra de los punteros del reloj, mientras que en el hemisferio norte lo hacen en el sentido de los punteros del reloj.
 

ATMÓSFERA TERRESTRE: Es el nombre de la capa gaseosa que rodea la tierra. Su nombre viene del griego   ATMOS y SPHAIRA (Atmos: vapor, aire; Sphaira: esfera). 
Si bien, la atmósfera alcanza una altura superior a los 1000 kilómetros, es en los 20 más cercanos al suelo donde se concentra más del 90% de su masa. Esto hace que en relación al tamaño de la tierra la atmósfera terrestre sea extremadamente delgada.
La atmósferaesta compuesta principalmente por: Nitrógeno(N2) 78%; Oxígeno(O2) 21%; Argón(Ar) 1%.  Otros componentes: Vapor de Agua(H2O) 0 - 7%; Ozono(O3) 0 - 0.01%; Dióxido de carbono(CO2) 0.01-0.1%.
 

BRUMA: La bruma es un fenómeno producido por la gran concentración de muy pequeñas   gotitas de agua en el aire.  La forma de determinar la bruma es a través de la observación visual, ya que reduce la visibilidad, haciendo que los objetos que se encuentran distantes se vean difusos o no se aprecien.
 

CAMANCHACA: La camanchaca es un fenómeno similar a la llovizna, que ocurre en el norte de Chile en forma de una niebla mojadora.  En algunos sectores, esta llovizna se atrapa, y sirve como abastecimiento de agua dulce.
 

CAPA DE OZONO: La capa de ozono es un manto que rodea la tierra, ubicado a unos 25 kilómetros de altura aproximadamente, que contiene grandes concentraciones de ozono (O3) que se origina naturalmente.  Esta capa, sirve de escudo para proteger a la Tierra de las dañinas radiaciones ultravioletas provenientes del sol.
 

CARTA SINÓPTICA: La carta sinóptica es un mapa en donde se representa, por medio de símbolos, el estado del tiempo de una región determinada.  Para ello se recopila información de estaciones meteorológicas de varios sectores. Este mapa, o carta sinóptica, es una herramienta fundamental para realizar el análisis meteorológico y posterior elaboración del pronóstico del tiempo.
 

CICLÓN:  Un ciclón es una zona donde la presión atmosférica (ó peso de la atmósfera), es más baja que su entorno.  Comúnmente a los ciclones se les denomina “BAJAS PRESIONES” y se les destaca, en la carta sinóptica, con una letra “B”. A diferencia de los Anticiclones, el aire en los ciclones asciende, hecho que favorece la formación de nubes. La rotación de la tierra hace que los ciclones giran en torno a su centro. En el hemisferio sur giran en el sentido de los punteros del reloj, mientras que en el hemisferio norte lo hacen contra los punteros del reloj.
 

CLIMA:  El clima es el comportamiento promedio, una característica de la atmósfera sobre una zona determinada, durante largos períodos de tiempo.  Por ejemplo: En los últimos 30 años, el invierno se ha caracterizado por ser frío y lluvioso.
 

CONTAMINACIÓN ATMOSFÉRICA: La contaminación atmosférica es la alteración de la composición de la atmósfera, ya sea en forma natural o producido por el hombre.
Las industrias y vehículos motorizados son los principales contaminadores, los que arrojan a la atmósfera sustancias como polvo, gases o humo en grandes cantidades que son dañinos para la vida.
 

CORRIENTE DE EL NIÑO: Se conoce como “Corriente de El Niño” a un flujo de agua cálida que recorre de norte a sur las costas de Ecuador y el norte de Perú.
Este fenómeno ocurre todos los años cerca de la Navidad. Es por eso que los pescadores peruanos asociaron la aparición de esta corriente con el Niño Jesús. La “Corriente de El Niño” no es lo mismo que “El Fenómeno de El Niño”.
 

CORRIENTE EN CHORRO:  La corriente en chorro es un flujo de aire que se ubica en la parte alta de la tropósfera, a unos 10 kilómetros de altura.  Aquí el viento alcanza velocidades normales entre los 150 y 200 km/hr. Esta corriente fluye de oeste a este y se ubica en las zonas subtropicales.
 

EFECTO INVERNADERO: El efecto invernadero es un fenómeno natural que tiene nuestro planeta para permitir la vida y se llama así precisamente porque la Tierra funciona como un verdadero invernadero (que se usan para cultivo).  Este fenómeno se produce por la absorción de parte de la radiación solar que es reflejada por la superficie terrestre. Esta absorción es realizada por los llamados gases de efecto invernadero, siendo los más importantes: el vapor de agua, el dióxido de carbono, el metano, el óxido nitroso, el ozono troposférico y algunos gases artificiales (por ejemplo los CFCs). De no existir estos gases la temperatura de la superficie de la tierra sería de unos -18ºC.  El problema del efecto invernadero aparece por que el hombre ha aumentado significativamente la cantidad de esos gases en la atmósfera lo que ha provocado un paulatino cambio en el clima mundial.

FENÓMENO DE EL NIÑO: El “Fenómeno de El Niño” es el calentamiento anormal del agua superficial en todo el océano pacífico ecuatorial, produciendo intensas alteraciones en el océano y en la atmósfera como migraciones y alta mortandad de peces, y aumento de las lluvias con mayor frecuencia de inundaciones. También es conocido como ENOS (El Niño/Oscilación del Sur). Su presencia es irregular, por lo que su recurrencia oscila entre los 3 y 7 años.
 

FENÓMENO DE LA NIÑA: El “Fenómeno de La Niña” es la fase opuesta al “Fenómeno de El Niño”.  Corresponde a un enfriamiento del agua superficial en todo el océano pacífico ecuatorial. En Chile se manifiesta con una disminución de las precipitaciones, provocando, en algunos casos, severas sequías.
 

FRENTE: Un frente es una zona de discontinuidad que separa dos masas de aire de distinta densidad, temperatura y humedad. Este término fue introducido por la Escuela de Bjerkness en Noruega en 1918. Los frentes se clasifican de acuerdo a la dirección que avanzan las masas de aire que le dan origen en: frente frío, frente cálido y frente ocluido o estacionario.
 

 FRENTE CÁLIDO:  Un frente cálido corresponde a un frente formado por una masa de aire cálido, que en su avance remplaza a una masa de aire frío.  En este proceso el aire cálido asciende por encima del aire más frío y origina la formación de cirrus (nubes a gran altura) y estratos (nubes a baja altura), que provocan precipitaciones no muy intensas. En la Carta Sinóptica se indican por medio de líneas rojas con semicírculos.
 

FRENTE ESTACIONARIO: Finalmente, un frente estacionario se caracteriza por que las condiciones atmosféricas que lo han originado no varían. Incluye diversos tipos, según la procedencia de cada una de las masas de aire: frente ártico, tropical, ecuatorial, polar, etc.
 

FRENTE FRÍO: Un frente frío corresponde a un frente formado por una masa de aire frío que se introduce como una cuña por debajo del aire caliente y lo hace ascender con rapidez, provocando la formación de cumulonimbos (nubes de gran desarrollo vertical), chubascos y tormentas, las que ocurren inmediatamente detrás del frente frío. En la Carta Sinóptica se indican por medio de líneas azules con triángulos.
 

FRENTE OCLUÍDO:  Un frente ocluido es la parte final de un sistema frontal que se produce cuando el aire frío alcanza el aire cálido, logrando la estabilidad, ya que el aire cálido queda sobre el frío.  En la Carta Sinóptica se indica por medio de una línea con triángulos y semicírculos.
 

GRANIZO:  El granizo es una precipitación sólida (pequeños trozos de hielo), que se origina en nubes de gran desarrollo vertical, como los cumulonimbus, debido a fuertes corrientes de aire ascendentes dentro de las nubes.  Su tamaño oscila entre 5 y 50 milímetros. Cuando el tamaño del granizo es inferior a 5 milímetros se les denomina granizo menudo, bolillas de hielo o “graupel”. Cuando el granizo es mayor a 1 centímetro se les denomina “predrisco”.
 

HUMEDAD: La humedad es el vapor de agua contenido en la atmósfera. Esta puede expresarse como humedad absoluta, que indica la masa de vapor de agua contenido en un litro de aire.   Sin embargo, es más representativo estimar su valor relativo, ya que la cantidad máxima posible de de vapor de agua presente en el aire es variable y depende de la temperatura.
 

HUMEDAD RELATIVA:  La humedad relativa es el porcentaje de vapor de agua presente en un momento determinado respecto al total que podría haber a la misma temperatura y a la misma presión.  En términos científicos es el cuociente entre la razón de mezcla y la razón de mezcla de saturación en iguales condiciones de presión y temperatura.
 

HURACÁN: El huracán es el más severo de los fenómenos meteorológicos conocido como ciclón tropical. Estos son sistemas de baja presión con actividad lluviosa y eléctrica cuyos vientos, en forma sostenida, superan los 118 km/hr.   se desarrollan en el Atlántico Norte, Mar Caribe, Golfo de México y al este del Pacífico Norte. Su rotación, o giro, es antihorario, es decir, en contra de las manecillas del reloj.
 

LLOVIZNA:  La llovizna es un tipo de precipitación líquida compuesta por pequeñas gotitas de agua. Su diámetro oscila entre los 0.2 a 0.5 milímetros.  La llovizna cae, generalmente, desde nubes bajas, tipo stratos que se encuentran a pocos metros del suelo, y en ocasiones, están acompañadas por niebla.
 

LLUVIA: La lluvia es un tipo de precipitación líquida compuesta por gotas de agua de diámetro mayor a 0.5 mm.
 

NIEBLA:  La niebla es una nube que está en contacto con el suelo. Esta se reconoce porque reduce la visibilidad a menos de un kilómetro.  Cuando la visibilidad es mayor a un kilómetro se le denomina neblina. De acuerdo a su formación, las nieblas se clasifican en: nieblas advectivas, frontales, radiativas, etc.
 

NIEVE: La nieve es un tipo de precipitación sólida. Esta compuesta por diminutos cristales traslúcidos y de formas hexagonales que se agrupan formando copos.   Su forma más común es la estrella de seis puntas.
 

NUBES:  Las nubes son grandes concentraciones de pequeñas gotas de agua o cristales de hielo, que se encuentran suspendidas en el aire. Las nubes se clasifican de acuerdo a la altura en que se ubican como en la forma que adquieren.  En cuanto a la altura estas se clasifican en: nubes bajas, medias y altas. Según la forma se clasifican en: cirrus, estratos y cúmulos.
 

OZONO: El ozono es una molécula gaseosa compuesta por tres átomos de oxígeno. Su nombre deriva del griego ozein = oler.  Se trata de un gas azul de olor metálico y picante, peligroso para la respiración pues ataca las mucosas. Es fácilmente reconocible. Se puede detectar durante las tormentas y cerca de equipos eléctricos de alto voltaje o que produzcan chispas. La mayor concentración se encuentra en la estratósfera, formando la capa de ozono, en donde sirve de escudo contra la radiación ultravioleta.
 

 PRECIPITACIÓN:  La precipitación es cualquier tipo de agua que cae sobre la superficie de la Tierra en cualquiera de sus formas, en estado sólido ó líquido.  Las precipitaciones más características son: lluvia, llovizna, llovizna helada, lluvia helada, granizo, hielo granulado, nieve, granizo menudo y bolillas de nieve.La precipitación líquida se mide, generalmente, en milímetros (1 mm = 1 litro/m2); la nieve se mide calculando la altura de lo acumulado en centímetros.
 

PRESIÓN ATMOSFÉRICA: La presión atmosférica es el peso del aire sobre una superficie determinada. Para medir la presión se utiliza el barómetro.  Hay dos tipos, el de mercurio y el aneroide (sin líquido). En meteorología se usan como unidades de medida, el hectoPascal (hPa) y el milibar (mb), que, de hecho, son equivalentes.
 

SISTEMA FRONTAL:  Corresponde a un sistema organizado donde participan una baja presión y uno o más frentes.  En su desplazamiento genera nubes, precipitaciones y viento. Popularmente los sistemas frontales se asocian a “mal tiempo”.
 

TIEMPO:  El tiempo es un término que puede llevar a una fácil confusión, ya que conocemos “El Tiempo Cronológico” (horas, minutos, días, etc), y “El Tiempo Atmosférico” que es el estado de la atmósfera en un lugar determinado o la secuencia de estados de la atmósfera que se van produciendo en periodos de días o semanas. El tiempo no es lo mismo que el clima (ver clima), ya que involucra fenómenos que suceden en lapsos cortos. Por ejemplo: hoy estuvo despejado.
 

TORNADO:  El Tornado es un fenómeno meteorológico que se produce a raíz de una rotación de aire de gran intensidad y de poca extensión horizontal que se prolonga desde la base de una nube convectiva, conocida como Cumulunimbus, y el suelo. La forma más fácil de imaginárselo es como un torbellino muy alto y con fuerte viento. Es uno de los fenómenos más destructivos. Puede ocurrir en cualquier parte del mundo, pero se presentan más frecuentemente en Estados Unidos en la zona comprendida entre las montañas Rocosas y los Apalaches.
 

VAGUADA:  La vaguada es una baja presión elongada. En las cartas sinópticas, las isóbaras muestran a las vaguadas con formas de U o de V, estando estas últimas asociadas a sistemas frontales.
 

VAGUADA COSTERA: La vaguada costera o "baja costera" es una zona de baja presión que se forma en la costa y que habitualmente se desplaza de Norte a Sur, principalmente entre las regiones III y VII.  Este fenómeno sólo se manifiesta en la parte baja de la atmósfera, generando nubes cerca del suelo, denominadas estratos, y en ocasiones nieblas y lloviznas.  La vaguada costera se presenta durante todo el año. Pero es durante el otoño y el invierno cuando más se escucha este término, ya que es el período en que causa su mayor impacto en la contaminación atmosférica, debido a las desfavorables condiciones de dispersión de contaminantes que genera en los valles de la Zona Central.
 

VIENTO: El viento es el desplazamiento horizontal del aire. Se origina como consecuencia de las diferencias locales de presión atmosférica.  El aire se desplaza desde las zonas de alta presión hasta las de baja presión. Cuando se registra el viento se pone atención en: la dirección, la intensidad, la rachas (ó ráfagas) y los cambios. Los instrumentos que se utilizan para medirlo en superficie son: la veleta, que indica la dirección; y el anemómetro, que mide la intensidad.