Javiera Contador vive un día en una funeraria, para conocer el trabajo que cumplen las personas que deben estar constantemente en contacto con la muerte. Para esto se reunió con el señor Jorge González, con el propósito de pasar todo el proceso de recoger al fallecido hasta llevarlo en la carroza.

El mal negocio de la funeraria

El mal negocio de la funeraria

Comentarios