La posa del encanto

Los extraños rituales del "brujo" de Licantén donde participaban niños

09/02/2018

José Manuel Navarro era conocido en Licantén por sus supuestos poderes de brujo, por lo que muchos padres lo llamaban para que limpiara a sus hijos de algún mal.

Muchas personas en Licantén creían a ojos cerrados en los supuestos poderes especiales de José Manuel Navarro, más conocido como "el brujo", y principal sospecho por la desaparición de Emmelyn, ocurrida el pasado viernes en el cerro Quelmen.

Navarro no era una persona desconocida en Licantén, ya que muchos escuchaban sobre sus poderes mágicos y lo llamaban para que realizara un ritual de limpieza a niños que supuestamente padecían de "mal de ojo".

En La posa del encanto, ubicada cerca de Vichuquén, se habrían realizado los más extraños rituales del brujo de Licantén, donde participaban niños de entre 10 y 14 años, a quienes sumergía en agua y prendía inciensos.

Un minotauro en el pecho, un pentagrama en la espalda y la Virgen de Montserrat en el antebrazo son las marcas que llevaría el brujo en su cuerpo, lo que para muchos es uno más de sus misterios.