En la madrugada del sábado el presunto secuestrador de Emmelyn, José Navarro, se entregó a la Policía de Investigaciones. A pesar de esto, el caso no se ha esclarecido completamente.

El presunto secuestrador volvió a la casa de su hermana Olga Navarro la madrugada del sábado, para entregarse voluntariamente a la justicia. Olga llamó rápidamente a la PDI, luego confirmó que la niña estaba en buen estado y que su hermano se la llevó para protegerla, pero no declaró la razón.

"¿Para qué la dejé viva? Háganse esa pregunta primero", esas fueron las curiosas palabras de José Navarro a la prensa cuando fue capturado por la Policía de Investigaciones.