Mentes Peligrosas

Índice de maldad del "Psicópata de Alto Hospicio" que asesinó a 14 mujeres

31/10/2017

En "Muy Buenos Días" nos visitó la psicóloga forense Margarita Rojo para contarnos cómo funcionaba la mente perversa de Julio Pérez Silva, el psicópata de Alto Hospicio, quien abusó y mató a 14 mujeres en tres años.

Alto Hospicio es una ciudad ubicada en la Región de Tarapacá, pero se hizo conocida por Julio Pérez Silva, el psicópata de Alto Hospicio", que fue detenido tras el testimonio de Barbara, quien logró sobrevivir al ataque de este perverso personaje.

Los exámenes tanatológicos y los datos que entregó Barbara sobre el auto y el autor del ataque, permitieron esclarecer no sólo este ataque, sino que la muerte de 14 jóvenes y mujeres asesinadas entre septiembre de 1998 y octubre de 2001.

SU TRISTE INFANCIA

Julio Pérez Silva nació en Puchuncavi y por esas calles se decía que este personaje era un niño tranquilo e introvertido, pero le tocó crecer en una familia disfuncional donde destacaba la figura de un padre alcohólico, y los reportes de la época señalan que a los 7 años recibió azotes en su cabeza por parte de su padre, lo cual demostró signos de una infancia llena de carencias.

"Todos los violadores y asesinos de menores de edad, tienen un perfil psicológico similar. Son personas de personalidad fría, que no muestran consideración por los sentimientos de otros y son oportunistas". dijo Alejandro Espinoza, abogado de los familiares víctimas.

Tuvo varios problemas para poder aprobar los cursos, incluso aprobó octavo básico a los 17 años. "Era una persona que socialmente estaba en una escala menor", señaló Margarita Rojo.

EL SALTO A ALTO HOSPICIO

A los 22 años conoció en La Calera a la mujer con la que se casó y tuvo dos hijas, pero luego reconoció no estar enamorado de ella. No bebía, ni fumaba, pero era una persona solitaria y cinco años después fue acusado por vecinos de querer violar a sus parejas en varias oportunidades y por eso se marchó a Alto Hospicio, donde estuvo cargando sacos de sal e incluso en el 2000 se compró un auto, el cual le sirvió de herramienta para abordar a las mujeres.

"Vemos una persona que se quiere sentir superior, porque detrás de eso hay un tema de inferioridad producto de las carencias de su infancia", fue enfática la psicóloga forense.

LAS NUMEROSAS DENUNCIAS

Las denuncias acerca de los abusos que cometía crecían y crecían, pero las autoridades de Gobierno recalcaban que las desapariciones de estas menores se debían a voluntarios abandonos de hogar.

Pero fue la última víctima llamada Barbara, quien sobrevivió a sus ataques y luego de escapar entregó datos acerca del auto y el autor de su ataque.

Luego de la veracidad de las pruebas, Julio decidió confesar y fue condenado a cadena perpetua. Pero a 16 años de su detención, las dudas de los familiares de Pérez Silva aun perduran y piden una rebaja de la condena.

"El índice de maldad de Julio Pérez Silva es de 17, debido a que es un asesino serial sexualmente perverso y perturbador", finalizó diciendo Margarita Rojo.