Entrevista exclusiva

El dolor más grande de Álvaro Ballero: "Lo tuve todo, pero me sentía vacío"

26/10/2017

El ícono de los reality show, Álvaro Ballero abrió su corazón con "Muy Buenos Días" y nos contó cómo fue el salto de ser un desconocido a ser un famoso, la mala situación económica que vivió y el drama de su hermana Carla Ballero.

Álvaro Ballero ha vivido de todo. Fue el gran ícono de los realitys show en nuestro país y llegó a tener fama, dinero y miles de seguidores, pero eso fue cambiando a medida que iba pasando el tiempo y durante cinco años se ha mantenido al margen de las cámaras de televisión, cinco años donde estuvo ligado a su primera casa televisiva, Canal 13, pero que ahora está en búsqueda de trabajo.

Han pasado 14 años desde su debut en la pantalla chica y algunas veces la televisión no le hizo bien. "Yo muchas veces fui el payaso del circo. Yo me sentí un producto aunque suene contradictorio, pero yo lo hice porque me gustaba la televisión. Yo me sentía un rockstar, pero nunca invitaba mujeres", confesó Ballero.

Además agregó: "Lo tuve todo en algún momento, siendo un pendejo de 20 años y tenía en la cuenta 40 millones de pesos y trabajaba en el medio de comunicación que quería. Yo sentía que el mundo estaba en mis pies, pero me sentía mucho más vacío como me siento ahora como persona".

Álvaro está casado con la bailarina de patín hielo Ludmila Ksenofontova. Sin embargo, ¿sabes cómo se conocieron? Ballero, la conoció en el programa de TVN, "Estrellas en el hielo: El Baile", y ahora tiene tres hijas con ella y viene otro en camino. Pero también tuvieron duros momentos que atravesar, como su mala situación económica.

 

"Con mi mujer juntábamos monedas de 100 o hasta de 10 para ir a comprar una hamburguesa para comer. Pero ahí me di cuenta a quien tenía al lado mío y no me abandonó en ningún momento. Conocí a la persona más increíble de la vida y cuando tenga 100 años va ser la misma persona, ella me cambió muchas tonteras y limitaciones, vino a resetearme", relató un enamorado Álvaro.

Pero uno de los últimos temas que estuvo en la palestra, fue el hurto de una chaqueta que hizo su hermana Carla Ballero en un mall del sector oriente. "En mi familia hubo un quiebre con lo de Carla, pero lo más duro fue enfrentar a los medios de comunicación. Yo creo que todos los procesos en la vida son de largo aliento y ella está viviendo su proceso de salir adelante, de una separación y de enfrentarse una vida sola con tres niños, pero está con fuerza". La veo mucho mejor que antes".