Y niega agresión a embarazada

Mujer que protagonizó día de furia en Las Condes pide disculpas

19/10/2017

Golpeó, agredió verbalmente a una embarazada e intentó fugarse. Tras el día de furia que vivió en Las Condes, Natalia Angulo pide disculpas y reconoce que mezcló medicamentos para la depresión con alcohol.

El pasado lunes a las 16:30 horas, Natalia Angulo vivió un día de descontrol en Las Condes. Se bajó de su automóvil y agredió física y verbalmente a una embarazada que vendía parches en la calle.

En medio del caos, provocado además por su camioneta estacionada en medio de la calle, llegó Seguridad Ciudadana, y pese a las advertencias de quienes grabaron el video, la conductora escapó y chocó a otro vehículo.

Pese a su intento de escape, la policía llegó al lugar y logró detener a Natalia Angulo. Pese a ello, el alcalde de Las Condes, Joaquín Lavin señaló que en esta ocasión, la policía municipal no estuvo a la altura: "Creo que aquí fallamos, actuamos mal, porque si una persona humilla, insulta y golpea a otra persona en la vía pública. Le falta el respeto a los inspectores municipales (... Deberían detenerla ya hasta entregarla a Carabineros".

Tras la detención, la mujer fue trasladada a la 17° Comisaría de Las Tranqueras, donde se realizaron las pruebas correspondientes que determinaron su estado de ebriedad, con más de 1.7 grados de alcohol en la sangre.

Natalia Angulo entregó su testimonio a 24 horas y negó haber agredido a la mujer embarazada: "La verdad es que no vendía parche curita. ella me golpeó reiteradamente el vidrio y yo le bajé el vidrio y la encaré (...) Y ella me insultó y me escupió la cara (...) Me bajé, la insulté pero jamás la golpeé".

Luego de negar la agresión física, Natalia asegura que se siente arrepentida de su conducta y explica me mezcló medicamentos con alcohol: "Hace más de 15 años que tomo medicamentos psiquiátricos, tengo trastorno bipolar, lo cual obviamente no es una excusa pero... A parte mi mamá acaba de morir y yo estaba muy exasperada y yo creo que eso también detonó muchas cosas... Pido mil disculpas".

Natalia asegura que no es una persona agresiva y que jamás ha tenido problemas. Sin embargo, y según fuentes policiales, tendría una denuncia por amenaza simple contra personas en septiembre de 2012.